jueves, 8 de octubre de 2009

MINI_mal




An empty box, an open space;
a single though leaves a trace
. (Minimal, Pet Shop Boys)

De esta manera tan elegante le cantan los Pet Shop Boys un tributo al Minimalismo… Y es que la estela de un simple pensamiento podría ser la expresión más notable del concepto minimal. Magníficos, como siempre.

No os voy a meter el rollo acerca del nacimiento y evolución de esta corriente artística (todos sabemos usar Internet), pero sí os voy a recordar que ya en una ocasión hablé de ello cuando dije que, si podemos expresar algo con un solo trazo, mejor que con dos (Uno mejor que dos). Y así lo cuenta el dúo británico:

Draw a line, more is less, is minimal.

Más es menos, o menos es más; eso es Minimalismo. La simplificación máxima, la esencia, la idea al desnudo. Un taburete es el concepto minimalista de la idea de sentarse… la cuarta pata de una silla nos sobra, pero evidentemente no podemos simplificar más porque seríamos incapaces de sentarnos sobre una superficie sustentada por dos apoyos.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de una parte fundamental del concepto minimal: el espacio; es decir, la importancia del vacío, la belleza del blanco, el uso de la ausencia de cosas como parte de una composición… El oxígeno, la circulación del aire... Como dicen los Pet Shop Boys: una caja vacía, un espacio abierto… Todo encaja en el concepto. Incluida la misma nada.

Y siguiendo el hilo del concepto minimal, querría destacar uno de los símbolos más universales, sencillos y a la vez más expresivos que existen en el mundo (en este, al menos): la sonrisa. Qué fácil es sonreír y cuánto nos cuesta a veces… Pero gracias a las nuevas tecnologías somos capaces de expresar lo mismo sin necesidad de hacerlo físicamente mediante un sencillo punto y coma, un guión y un segundo paréntesis. Sí, la típica sonrisa digital;-) Cómo son las cosas, podemos estar sufriendo un dolor desgarrado y lanzar sin embargo una sonrisa al mundo con un solo teclear… Y todos contentos. Qué fácil, ¿no?


Por eso yo, aun siendo amante confeso de las nuevas tecnologías, sigo prefiriendo la sonrisa de tú a tú… la honesta, la verdadera, la misma que viene acompañada por un brillo en los ojos de quien la lanza y de quien la recibe. Mientras se descubre la tecla que exprese esa sonrisa y no otra, la del brillo en los ojos, yo ya he lanzado mi propuesta…

Lamentablemente nuestra sociedad está muy lejos de ser minimalista. Quedémonos con la esencia, por favor.

2 comentarios:

  1. Palabras que expresan tanto como su dueño.
    Soy un seguidor de tu minimalismo filosófico!!!

    ResponderEliminar